Chuletas de cordero con chutney de durazno y quinoa


 

Categoría, DificultadIntermedio
Productos1 Persona
Tiempo de preparación15 minsTiempo de cocción20 minsTiempo Total35 mins

 4 chuletas de brazo de cordero San Luis
 2 pizcas de canela molida
 1 cucharilla de aceite de girasol
 4 Duraznos en almíbar
 ¼ taza de almíbar de duraznos
 2 cuchara de pimiento rojo finamente picado
 2 manzanas verdes peladas y cortadas en cubos
 1 cebolla perla picada finamente
 1 cuchara de mantequilla
 2 cuchara de azúcar
 ¼ taza de pasas rubias
 1 cucharilla de sal
 1 cuchara de jengibre fresco rallado
 6 clavos de olor
 1 cuchara vinagre de manzana
 Pimienta al gusto

1

Salpimente las chuletas y condimente con la canela molida. En una sartén caliente el aceite y cocine las chuletas. Una vez listas retírelas del fuego y reserve.

2

En la misma sartén coloque la mantequilla y los clavos de olor, infusione los mismos en la mantequilla por 3 minutos a fuego bajo, luego retire los clavos de olor y descártelos.

3

En la mantequilla sofría los pimientos y la cebolla hasta que esté traslúcida. Suba el fuego y agregue los duraznos y manzanas hasta que estén dorados.

4

Baje la llama nuevamente y agregue azúcar, pasas, jengibre y vinagre de manzana. Cocine a fuego bajo removiendo constantemente hasta que la fruta se haya cocido.

5

Licue parte de la preparación con el almíbar de duraznos y mezcle con el restante de la mezcla. Sirva el cordero acompañado del chutney caliente. Acompañe con su ensalada favorita.


 

Ingredientes

 4 chuletas de brazo de cordero San Luis
 2 pizcas de canela molida
 1 cucharilla de aceite de girasol
 4 Duraznos en almíbar
 ¼ taza de almíbar de duraznos
 2 cuchara de pimiento rojo finamente picado
 2 manzanas verdes peladas y cortadas en cubos
 1 cebolla perla picada finamente
 1 cuchara de mantequilla
 2 cuchara de azúcar
 ¼ taza de pasas rubias
 1 cucharilla de sal
 1 cuchara de jengibre fresco rallado
 6 clavos de olor
 1 cuchara vinagre de manzana
 Pimienta al gusto

Instrucciones

1

Salpimente las chuletas y condimente con la canela molida. En una sartén caliente el aceite y cocine las chuletas. Una vez listas retírelas del fuego y reserve.

2

En la misma sartén coloque la mantequilla y los clavos de olor, infusione los mismos en la mantequilla por 3 minutos a fuego bajo, luego retire los clavos de olor y descártelos.

3

En la mantequilla sofría los pimientos y la cebolla hasta que esté traslúcida. Suba el fuego y agregue los duraznos y manzanas hasta que estén dorados.

4

Baje la llama nuevamente y agregue azúcar, pasas, jengibre y vinagre de manzana. Cocine a fuego bajo removiendo constantemente hasta que la fruta se haya cocido.

5

Licue parte de la preparación con el almíbar de duraznos y mezcle con el restante de la mezcla. Sirva el cordero acompañado del chutney caliente. Acompañe con su ensalada favorita.

Chuletas de cordero con chutney de durazno y quinoa